Organización de eventos: ¿y si algo falla?

Organización de eventos: ¿y si algo falla?

Ahora que ya vamos volviendo a la normalidad que nos ha arrebatado el coronavirus, también son muchos los eventos que se organizan. Ahora bien, hay que tener en cuenta que no siempre todo sale bien. Son muchas las empresas que se dedican a organizarnos bodas, celebraciones, conferencias, entrega de premios, etc. ¿Qué pasa si algo falla? Pues está claro que tendremos que ponerlo en manos de un buen bufete de abogados, en este caso nosotros llamamos a la puerta de Bufete Albanés para que nos cuenten qué hacer en esta situación.

Cuando llegamos a un acuerdo con una empresa de organización de eventos lo primero que tenemos que hacer es firmar un acuerdo o contrato, como es lógico. Y digo esto porque muchas veces, la picaresca española nos hace no firmar contrato para evitarnos impuestos o gastos como el IVA. Un grave error. “Un contrato es un acto jurídico en el que una parte adquiere un compromiso con otra, consistente en prestar un servicio o dar algún bien. En nuestra legislación, los contratos adquieren fuerza de ley. Esto quiere decir que su cumplimiento es obligatorio y no puede depender de la voluntad de una sola de las partes”, nos explican desde el bufete.

Por lo tanto, si se incumplen las obligaciones contractuales, la parte afectada tiene derecho a exigir su cumplimiento o a resolver el contrato. En ambos casos, se podrá añadir a la reclamación el resarcimiento de los daños y el pago de los correspondientes intereses. Y es aquí donde tenemos que llegar para poder denunciar a una empresa de eventos.

Hay tres tipos de responsabilidades, que afectan directamente a los Agentes implicados en la realización de cualquier evento (Agencia o Empresa Organizadora, Espacio y Cliente Final):

Civil: Asegurable con póliza de seguro responsabilidad civil

Administrativa: Infracción del reglamento, sanción económica (sobre trabajadores propios, sobre terceros y sobre los recargos de las prestaciones a la Seguridad Social si hubiera un accidente laboral con lesión y baja). No asegurable con Seguro de Responsabilidad Civil. Sus consecuencias, además de las económicas, conllevan la paralización de los trabajos, y servir como base para una futura Responsabilidad Penal

Penal: Infracción del reglamento + daño personal. No asegurable con seguro de responsabilidad civil. Delito pena de cárcel + delito pena de haber (sanción económica). Sus consecuencias son, expediente delictivo individual, inhabilitación, cárcel y multa.

Así es un contrato

Y en el contrato que firmamos tienen que ir los siguientes puntos. Primero que la empresa cede para la celebración del evento por las condiciones que aparecen en el contrato. Tiene que aparecer la fecha del evento, los términos de pago, normalmente se suele dar un porcentaje de la totalidad del pago por adelantado. Y por supuesto, una penalidad por pago tardío. Es decir algunas empresas meten esto para curarse en salud. Como puedes ver, la empresa pone sus normas, por lo tanto, tú también las tienes que exigir luego.

Condiciones por cancelación. Se suele permitir la cancelación del evento con cierto tiempo de anterioridad. La empresa decidirá qué condiciones aplicar en caso de que se cancele fuera de plazo.  Habrá también una confidencialidad. O lo que es lo mismo la compañía organizadora establece un acuerdo en cuanto a las actividades realizadas durante el evento.

Habrá también una limitación de la responsabilidad y este es uno de los aspectos más importante. Se establece qué aspectos forman parte de la responsabilidad de la compañía y qué aspectos asumirá el cliente. Si luego queremos hacer uso de una posible denuncia tendrán que tener todos los aspectos bien claros.

El catering

Uno de los aspectos principales que la empresa demandante debe comunicar a la empresa proveedora son los referentes a los servicios de catering. Para una correcta planificación y consecuente ejecución del evento es importante que la empresa demandante sea la que elija el menú con los alimentos a tomar, con el objetivo de que el servicio de catering no se equivoque y puedan resultar incidentes que afecten al buen desenvolvimiento de tal evento.

Todo esto tiene que quedar muy claro porque siempre pueden aparecer problemas. Por ejemplo, pues un fallo en el horario, que la empresa organizadora no ponga el menú que habíamos planificado, que no se pongan los medios, por ejemplo un autobús que se había fijado. Como puedes ver son muchos los trastornos que pueden ocurrir. Por eso, ante estas cosas tenemos que ser previsores. Y sobre todo, dejarte asesorar por un buen bufete de abogados.

compartir