Bolsas de plástico biodegradables

Bolsas de plástico biodegradables

La publicidad es un aspecto de la vida que se ha tenido que ir adaptando a diferentes necesidades y objetivos que se han ido adquiriendo por parte de los ciudadanos a cada momento. La publicidad deja de ser efectiva en el momento en el que se encuentra operando en un entorno en el que la gente está dejando de estar activa. La función para la que fue pensada la publicidad es la de estar siempre presente y visible en aquellos medios en los que todo el mundo tenga interés. Lo contrario es un gasto de dinero y de esfuerzo inútil.

La publicidad se ha visto transformada de un modo muy importante con Internet, aunque eso no ha conducido de un modo inexorable a su desaparición del mundo más analógico y tradicional. Todavía son muchas las empresas que, siendo muy importantes, destinan buena parte de sus recursos a publicitarse a través de marquesinas, anuncios en periódicos, vallas publicitarias en las carreteras… o en sus mismísimas bolsas de plástico. Este medio sigue siendo mucho más efectivo de lo que nos podemos llegar a pensar.

Sin embargo, es preciso tener cuidado con este asunto debido a que las autoridades se están poniendo muy exigentes en lo relativo al uso de productos contaminantes y perjudiciales con el medio ambiente. Este es el motivo por el cual muchas empresas han tenido que agudizar el ingenio para tratar de seguir utilizando un soporte publicitario como lo son las bolsas de plástico. 180 bolsas por habitante al año, según lo que hemos podido saber gracias a un artículo del diario La Vanguardia, son demasiadas para un país como España.

La verdad es que este es un problema de calado para todas aquellas entidades que llevan mucho tiempo haciendo publicidad a través de sus bolsas. El ejemplo más claro es el de los supermercados, que además han sido obligados por ley a cobrar a sus clientes una cantidad por las bolsas de plástico que se llevan. Esto puso en jaque el alcance de la publicidad que empleaban a través de este medio y que solía ser de una enorme utilidad, sobre todo teniendo en cuenta que las bolsas solían utilizarse varias veces por parte de los consumidores.

En los últimos años vienen ganando terreno las bolsas biodegradables, algo que para la publicidad ha sido la mejor de las noticias. La explicación es bastante simple: este tipo de bolsas es bastante más resistente y permite que los usuarios no necesiten bolsas de plástico nuevas cada vez que acuden a la tienda. Conclusión: el negocio no necesita hacer tantas bolsas (con la consecuente mejora para el medio ambiente que eso supone) y su imagen sigue apareciendo de la misma manera, puesto que sigue habiendo bolsas en circulación con su logo y eslogan.

La aparición de las bolsas biodegradables ha sido una mejora para todos, tanto para aquellas personas que están preocupadas por el medio ambiente como para todos esos negocios que las utilizan para promocionarse y que ya no tienen la necesidad de comprar millones de estos productos. Las biodegradables duran más y los clientes suelen emplearlas muchas más veces y este es el motivo del contento de todos. Eso es lo que se desprende de un estudio reciente que ha sido elaborado por Bioplásticos Alhambra.

La mejor publicidad posible es ser amigo del medio ambiente

Con la concienciación tan grande que comienza a existir contra todas aquellas cuestiones que tienen que ver con la contaminación de nuestro entorno, parece lógico que cada vez más empresas estén luchando para adaptarse a todos aquellos modelos que sean más sostenibles. No cabe duda de que esa es la mejor forma que tienen para tratar de promocionar su marca y de situarla en las listas de mayores amigas del medio ambiente. La importancia de esto a día de hoy es bastante grande. Que le pregunten a entidades de primera línea.

Por fortuna, la gran cantidad de apoyos que está consiguiendo la lucha en contra de la polución en buena parte de los países occidentales está haciendo que se consigan grandes logros en este sentido. Una entidad obtendrá un mayor reconocimiento y por ende una promoción mucho más importante si es capaz de asociarse a esa lucha. Y apostar por bolsas de plástico biodegradables es una de las mejores maneras de llevar a cabo esta labor. Este modo de actuar será sinónimo de éxito.

compartir