Técnicas publicitarias de éxito en 2017

Técnicas publicitarias de éxito en 2017

Está claro que el marketing online nació como una potencia en el mundo de la publicidad y se ha quedado para pegar fuerte en todo el sector, pero eso no significa que las tácticas o técnicas publicitarias más tradicionales hayan dejado de funcionar. De hecho, tanto en los pequeños comercios de barrio como en las grandes superficies podemos comprobar cómo las técnicas más comunes siguen estando a la orden del día, desde el típico producto de cabecera hasta los expositores en la línea de caja ¿y sabéis por qué? Porque funcionan.

Una de las mayores empresas, y con mayor experiencia, en lo que a fabricación de expositores y PLV se refiere a nivel nacional es Artesanías Oviedo, con quienes tuve la oportunidad de hablar en una feria no hace demasiados meses, y me confirmaron lo que ya sospechaba: su producción no ha menguado, ni un ápice, sino más bien todo lo contrario. Es posible que se capte a más clientela a través de las redes, eso es innegable, y es verdad que las tiendas online funcionan a las mil maravillas, pero las Pymes y cualquier tipo de comercio físico sigue necesitando de este tipo de publicidad tradicional para hacerse notar y por eso la demanda de estos productos no han caído en ventas desde hace años.

Las técnicas que más triunfaron

  • Marketing de experiencias: hablamos de eventos promocionales de gran envergadura, tiendas pop-up o tiendas temporales. Se trata de conseguir crear experiencias de marca con el fin de asombrar a sus clientes y generar atracción en todo tipo de contextos, tanto a pie de calle como en las redes sociales. Casey Conway, uno de los partners fundadores de The Say OK (la agencia que ha creado marketing de experiencias para marcas como Google, Microsoft y Converse), afirma que este tipo de marketing ayuda a que las marcas se identifiquen con las personas que usualmente ignoran los medios tradicionales de publicidad.
  • Realidad virtual: hablamos tanto de la realidad virtual como de la realidad aumentada, técnicas ambas que han conseguido inversiones que superaron los mil millones en 2016. Los escépticos han expresado su preocupación y ponen en duda si este tipo de tecnología es lo suficientemente accesible para generar un interés amplio y sostenible entre los consumidores, pero este año los anunciantes empezaron a darse cuenta de que por lo general a las personas les emociona explorar nuevos medios de comunicación.
  • Videos en directo: puede que parezca una tontería sino tienes 20.000 seguidores en Instagram pero la verdad es que este tipo de videos funcionan y si consigues que alguien conocido hable de ti o de tu marca en sus emisiones tendrás una fuente de ingresos inmejorable. El video en directo se ha convertido en una extensión inclusiva del marketing en video que permite que los usuarios conecten con el contenido en vivo. Las marcas han estado aprovechando al máximo las nuevas capacidades de transmisión en streaming para invitar a los consumidores a vivir la experiencia en directo del contenido de sus marcas directamente desde sus dispositivos.
  • Marketing de influencers: Dulceida, Jon Kortajarena, Sara Escudero, Óscar Casas… si cualquiera de estos influencers españoles te nombra, aunque sea mínimamente, ya puedes hacer una fiesta por todo lo alto. El concepto del marketing de influencers es bastante claro: para llegar a nuevas audiencias en las redes sociales, las marcas pagan a los “influencers” (personalidades y celebridades de las redes sociales con un gran número de seguidores) para que publiquen contenido sobre sus productos. Esta práctica se ha vuelto muy común (especialmente en YouTube e Instagram, donde incluso las mascotas participan), pero todavía no existen directrices claras sobre la compensación que deberían recibir los influencercs o métodos que pueden usar las marcas para medir el éxito de los esfuerzos que realizan sus influencers.
  • Técnicas de publicidad en el lugar de venta: se trata de todas esas técnicas que llevamos a cabo dentro de un comercio para conseguir mejores ventas, tales como los expositores que nombrábamos en un principio, las azafatas que regalan el producto para probarlo e incluso las demostraciones in situ. Esto funcionaba antes, funciona ahora y funcionará siempre. Para ello destaca el lineal donde pondrás el producto que quieres vender y haz que sea un rincón para esa marca única y exclusivamente, así es como conseguirás que destaque y no se confunda con otros productos similares y si tienes más de una caja, tipo Carrefour o Mercadona, trabaja la venta por impulso colocando expositores displays en el camino hacia la línea de cajas.

compartir