El mejor lugar para presentar un evento

El mejor lugar para presentar un evento

Durante muchos años estuve trabajando en cosas que me interesaban bastante poco, hasta que ir al paro me dejó sitio para la reflexión y aposté por dedicarme a lo que más me gustaba, la música. Poco a poco fui conociendo gente y metiéndome en el mundillo.

Toda esta experiencia me fue abriendo los ojos y vi que lo que más me gustaba eran los festivales. Me puse a participar en ellos, no como músico, pero si en diversos temas de organización, desde como un simple mozo hasta control de entrada.

Al final, mi socio era uno de los organizadores de uno de los mayores festivales de nuestro país y le caí bien, por lo que, unido a mis ganas de crecer en el sector, me fue dando cargos de más importancia. Realmente creo que mis gustos musicales grunge son lo que le hizo tener una gran complicidad, aunque me gusten más estilos.

Actualmente soy organizador de festivales y necesitábamos encontrar un lugar interesante y con cierto estilo para un festival de jazz y rock que queríamos montar en Barcelona. No había un festival de este estilo en la ciudad condal y pretendíamos darle una clase especial, que unido a la buena temperatura veraniega y a los miles de turistas que visitan la ciudad en esas fechas nos podía dar una buena audiencia.

Buscando hoteles para poder hacer la presentación y que además luego uno pudiera tomarse algo para charlar encontré el Hotel Mercer. Me lo habían aconsejado, su ambiente mezcla de lo antiguo y lo moderno era ideal para un festival de jazz y rock que pretendía juntar lo mejor de ambos estilos, eso sí, con el rock en su faceta más intimista y tranquila.

Nos encantaron las instalaciones, nuestro festival en esta ocasión queríamos que fuera algo exclusivo y tranquilo. Digamos que alejado de los típicos macrofestivales, con un público fiel y entregado que entendiese de verdad de música y no fuera un rehén de las modas imperantes.

La colaboración del hotel fue extraordinaria

El equipo de organización del hotel colaboró con nosotros de una manera magnífica, por lo que todo fueron facilidades. No os podéis imaginar el nivel que gastan, ni una pega para nada y siempre dispuestos a colaborar.

Los patrocinadores alucinaron con el lugar, pero ya les dijimos que un festival como este se merecía un comienzo con clase y distinción. Desde luego que es un bar que tiene todo eso y más. Con mucha magia y cuando a los dos artistas norteamericanos que invitamos les contamos la historia del hotel y las partes que tiene literalmente alucinaron.

La verdad que parece mentira que en un hotel pueda condensarse los orígenes más auténticos de la ciudad y lo más vanguardista. Estas cosas son quizás las que hacen del hotel Mercer Barcelona un lugar realmente especial.

Tuvimos incluso un show acústico que hizo las delicias de los asistentes y donde a nivel personal pude ahondar en otros temas con contactos de representantes y demás que aseguran una nueva edición de un festival que por cierto fue un éxito de público y de crítica. Buena parte de la magia se pudo ver en esta presentación, por lo que a buen seguro repetiremos en ocasiones venideras.

compartir