La figura del personal shopper

file000984659882

¿Sabes lo que es un Personal Shopper? ¿Has escuchado antes este nombre pero no tienes muy claro a qué se dedica uno de ellos? Pues vamos a explicártelo porque tiene mucho que ver con el marketing. Para empezar tenéis que ver un buen ejemplo de personal shopper y una de las mejores es Marta San Miguel que trabaja, como no, en la capital y en el País Vasco. Si entráis a su web ya veréis algunos indicios de lo que es su profesión. A grandes rasgos lo que hace es destacar los puntos fuertes de tu físico para potenciar tu imagen personal y saber cómo proyectarla.

Y vosotros diréis ¿qué? Pues muy sencillo, si sabes cómo sacarte partido a ti mismo/a conseguirás que el resto se cree una buena imagen de ti y cuando tu trabajo consta de relaciones laborales y de imagen, palabras clave para denominar el Marketing, provocar un buen sabor de boca en los demás puede ser la diferencia entre el éxito o el fracaso. Pero veamos más detenidamente de qué estamos hablando.

¿Qué es exactamente el Personal Shopper? Pues bien, aunque inicialmente era una persona que ayuda a sus clientes a elegir y comprar objetos cuando el cliente no tiene tiempo de hacerlo, pero actualmente su trabajo es mucho más completo porque es también un asesor o estilista, es el que se encarga de la imagen global del cliente.

Los colores para vestir son muy importantes, de ellos dependerá que metas la pata en un evento o no. Por ejemplo, si quieres atraer las miradas viste de rojo, pero si pretendes caerle bien a tu jefe no te presentes de ese color tu primer día de trabajo ni te vistas así para una entrevista. Con el verde conseguirás transmitir serenidad pero no lo uses si quieres proyectar madurez porque el verde se asocia a la infancia ya  los niños. Con el blanco se suele acertar pero si tienes una reunión muy formal darás en el clavo con su contrario, el negro. Este último color en muy aconsejable para una primera cita o para tener una conversación íntima pero no lo utilices si quieres verte como una persona creativa y original o si tiene que dar una conferencia en la que pretendas convencer de algo a un auditorio, es mucho más difícil con ese color aunque no te lo creas.

Los colores tierra, como el amarillo, los tonos ocres, y anaranjados son idóneos para vender, si eres dependienta o vendes seguros ese debería ser el color de tu uniforme pero no te pongas nada de ese color, o al menos no te vistas con el color naranja como color predominante si pretendes sobresalir en algo, no lo conseguirás.

Todo esto son datos que no todos conocemos pero que los personal shopper deben saberse al dedillo, así como el tipo de ropa que debes usar dependiendo de la forma de tu cuerpo o el corte de pelo perfecto para las facciones de tu rostro.

Para esto último hay un truco muy bueno: coge una regla o un metro y pon un extremo debajo de tu oreja, con un lápiz o algo alargado traza una línea imaginaria que vaya en línea recta desde el final de tu barbilla hasta esa regla o metro. Mira cuántos centímetros marca y si son más de 6 ten por seguro que te quedarán mejor los peinados con pelo largo, pero si miden menos de 6 a lo mejor te vendría bien un buen corte de pelo.

compartir

Deja un comentario