En qué consiste el Branding

En qué consiste el Branding

Después de vivir un par de años en Canadá trabajando en diferentes negocios del mundo de la Hostelería volví con las ideas claras de que quería dedicarme a la Organización de Eventos. Había estudiado Publicidad y Relaciones Públicas, pero ahora quería ahondar más en ciertos temas con unos estudios de especialización.

Me hablaron de Formatic Barcelona, una institución privada de referencia en Barcelona y de su interesante máster en Comunicación, Relaciones Públicas y Organización de Eventos.

El máster duraba un curso académico y recorría el Marketing de forma exhaustiva desde el estratégico hasta el operativo, además de tener un apartado para aprender Comunicación Interna, Branding, Imagen Corporativa, Identidad Corporativa y cultura de empresa.

Hacer el máster me dio un bagaje profundo que me permitió mejorar y pensar en montármelo por mi cuenta. Tenía los contactos y la experiencia necesaria, el resto fue gracias al Branding.

Cómo el Branding puede ayudarte a crear una Sólida Imagen de Marca

Gracias al master entendí mejor el concepto de Branding que hasta entonces había vinculado siempre más bien al mundo corporativo. No en vano es uno de los anglicismos más comunes en la jerga corporativa.

En el master entendí que la definición que establece la Asociación Americana de Marketing de que el Branding se refiere a “un nombre, signo, símbolo o diseño, o una combinación de ellos, cuyo fin es identificar los bienes o servicios de un vendedor o grupo de vendedores y diferenciarlos de su competencia” que, si bien, es una definición cercana, en estos momentos, es más bien incompleta.

Y es que, en este caso se concibe la marca desde un punto estrictamente corporativo, desatendiendo las expectativas y percepciones que genera en sus clientes y olvida que las marcas van mucho más allá de lo meramente corporativo y comercial, y se desarrolla en una gran variedad de ámbitos.

Así, podemos encontrar ejemplos de Branding en una campaña política, en el éxito de un determinado artista o en una ONG.

El Branding ayuda a crear una identidad, una suma de todas y cada una de las sensaciones, percepciones y experiencias que una persona tiene como resultado del contacto con una organización, sus productos y servicios.

Puede decirse que el Branding es el nombre, pero es mucho más. Entender la importancia y el alcance del Branding fue una de las mejores cosas que me llevé de este master, ya que desconocía lo mucho que supone para una empresa crear el Branding adecuado.

Al hacer el master, descubrí y analicé el Branding de diferentes marcas, entre ellas, una que siempre me había gustado y que ahora entendía mejor la razón de por qué había conectado tanto con ella.

Es el caso de ADIDAS, todo en esta marca, desde su logo, los colores, imagen visual y lenguaje…todo sirve a un mismo objetivo transmitir la idea de que el deporte consiste en el disfrute compartido de una afición, donde la superación personal también está presente y lo importante no es ganar sino participar.

Un mensaje muy diferente es el que transmite Nike que conecta más bien con la parte más competitiva del deporte. Me resultó realmente curioso ver cómo de forma casi subconsciente siempre había sentido más afinidad por los valores y el mensaje de ADIDAS y había sido fiel a esta marca desde siempre.

Al final, esa es la clave, ya que una marca es una historia, esa idea general que subyace bajo su creación. Esta idea tiene que ser atractiva y convincente para quien entre en contacto con ella. También tiene que ser relevante en el momento de su creación y con un gran potencial a largo plazo.

Es por ello que el nombre elegido, así como el relato, la historia o historias que esa marca comunica es imprescindible. Un potente Storytelling que ayuda a dar consistencia a esa identidad de marca. Todo ello forma parte del Branding, sin ello las marcas no funcionarían.

Estoy convencida de que mi experiencia y contactos me ayudaron a tener éxito en mi empresa, pero, sin duda, fue la creación de una marca con una fuerte identidad la que más me ayudó.

Además de poder conectar con aquellas personas que eran las adecuadas para mi negocio y las que lo convirtieron en una fuerza de valor, en una parte de sus vidas y en una aportación a mi ciudad natal.

 

compartir