Comprar por comprar

Comprar por comprar

En Repolen se dedican a la fabricación y venta de tubos y accesorios y hace unos meses tuve la suerte de encontrarme con ellos. Tengo el aparato de climatización más antiguo del planeta y se estropea cada dos por tres así que contar con una empresa que fabrica tubos de aire acondicionado y demás ha sido un golpe de suerte.El trato del personal, conmigo fue excelente y muy profesional. Sabiendo de lo que hablan perfectamente… no como en otras empresas que llevan, como quien dice, la chuleta en la mano. Así no demuestran nada de profesionalidad vaya…

En cuanto a los precios, quedé muy satisfecha con ellos, porque además tuve que adquirir bastante material para un proyecto que tenía entre manos con mi marido y dos hermanos suyos, y la cosa es que nos hicieron una muy buena oferta. Cosa que en los demás sitios donde pregunté, ni oferta ni nada… y los precios para mi gusto y bolsillo,eran un poco elevados. Así que sin dudarlo, contactamos con esta empresa de la que os hablo, y fue la mejor decisión que pudimos tomar sin duda alguna.

MARKETING

Siempre he sido una persona muy interesada por el marketing, desde que lo di en el instituto, como asignatura, se me hizo bastante interesante el hecho de cómo nos puede llegar a influir a cada uno, para comprar y comprar. Y es que el marketing lo podemos encontrar a diario a nuestro alrededor, por la calle, en la tele sin duda… pero muchas veces incluso sin darnos cuenta. Con tal de vender hay gente que se rebana los sesos, para meternos su producto por los ojos en forma visual, por la nariz en forma olfativa, por los oídos con música por ejemplo…

Quiero daros unos ejemplos de a lo que me estoy refiriendo. Porque esto parece como el juego de los sims, ¿os acordáis de este juego?, creas una casa, una familia, manipulas todo… pues pienso que es lo que hacen con nosotros, manipularnos ofreciéndonos estímulos externos, para que, sin darnos cuenta, caigamos en las redes de gastar y gastar. Y a veces compramos por comprar, sin que necesitemos el producto, y esto no siempre se hace por impulsos, si no porque nos meten tanto el producto, que tenemos la necesidad de comprarlo. Y luego es cuando llegamos a casa y decimos: ¿y esto para qué lo quiero?, no se, pero lo quiero. Venga decidme si no os ha pasado…

Por ejemplo os voy a contar unos trucos que usan los supermercados:

*Los productos de primera necesidad y los diarios, los suelen poner al final del todo, para que pasemos por delante de otros productos y piquemos.

* La música que ponen en los supermercados está pensada a posta, y va cambiando el ritmo a lo largo del día, para que nos aumente la energía y compremos más. Ya os digo que dependiendo de la hora a la que vayamos a comprar vamos a escuchar un tipo de música u otro.

* El carrito que cogemos nada más entrar, siempre las ruedas se van hacia alguna dirección en concreto, por mucho que queramos llevarlo recto… y esto es para que nos acerque a las estanterías y piquemos. De hecho, fue diseñado para llenarlo entero enterito.

* Cuando hay ofertas normalmente suelen ponerlo en carteles grandes, para que se vean bien, pero ojo con esto porque a veces son produtos que están a punto de caducar. Hay que fijarse bien en ese detalle. Cuando nos pone el día hasta el que estará la oferta, también picamos más, porque nos condiciona a tener que aprovecharnos de ella antes del día marcado. Lo cual hace que nos entre más prisa por adquirir ese producto.

* A la altura de los ojos suelen poner aquellos productos en los que la tienda tenga más interés en vender.

* En los niños también han pensado… a su altura suelen poner las chuches y los chocolates, para que los cojan y pregunten si se lo podemos comprar, pocas veces nos resistimos a decirles que no ¿verdad?.

Os dejo el enlace de un vídeo para que veáis más trucos.

shutterstock_254055622reducida

compartir